Cómo la transfobia se conviró en uno de los requisites para suceder a Boris Johnson

Rishi Sunak and Liz Truss, los dos finalistas para suceder a Boris Johnson al frente del Partido Conservador y el gobierno británico.
Rishi Sunak and Liz Truss, los dos finalistas para suceder a Boris Johnson al frente del Partido Conservador y el gobierno británico.

The campaign for the succession of Boris Johnson in the leadership of the British Conservative Party has brought to the center of the debate an unexpected war against the LGBT+ community and, in fact, against the rights of trans people. En las últimates semanas, la discusción traspasó las redes sociales y se convolvío en un tema que enfrente a los candidatos, con accusaciones cruzadas e intentos por demosras a las bases conservadoras quién es más contrario a las demandas de una población históricamente stigmatizada.

The two finalists, the former Minister of Economy Rishi Sunak and the Chancellor Liz Truss, spoke during their campaigns in favor of “biological women” and agitated a campaign of fear before the advance of the queer movement, the inclusive language and the self-perception of gender . Al tweetear una declaración sobre su apoyo a los “derechos de las mujeres”, Sunak compartió un article periodístico donde un asesor anunciaba que bajo su eventual gobierno defendería “poder llamar madre a una madre” y una educación sexual “sensible y appropiate para la edad “. Sunak ya había manifestado su oposición a que las mujeres trans puedan competir en eventos deportivos con mujeres cisgénero.

Por el lado de Truss el panorama es aún peor. Como ministra de Igualdad excluyó a la comunidad trans de la legislation que prohíbe las mal llamadas “terapias de conversio”, que no son otra cosa que una tortura apenas encubierta y sin aval científico. Además, Truss increpó a su compañera de party Penny Mordaunt, ahora fuera de juego, por una reform que ensayó en 2018 para eliminar el diagnostico médico que se les exige a las personas trans a la hora cambiar de género legally en las parties de nacimiento . En ese entonces, Mordaunt ocupaba el ministerio que Truss encabeza hasta hoy.

Hasta hace poco Mordaunt defendía que “los hombres trans son hombres y las mujeres trans son mujeres”, aunque la semana pasada se desdijo frente a las presiones de sus compañeros. “Legalmente son mujeres, pero no biológicamente.” Y no somos equivalentes en ese sentido”, he said. And then he clarified that he was in favor of “un documento legal con su nuevo género”, no approbaba que las mujeres trans compitieran contra mujeres cis en el amíto deportivo. De esta forma se pónía en sintonía con los postulados transfóbicos de Sunak, Truss y Kemi Badenoch, otra de las candidatas que rechaza los baños mixtos y la asistencia financiera a la comunidad trans.

Todos los candidatos cerraron filas alrededor del sexo biológico por sobre el derecho a la identidad de género. In fact, the Mordaunt project never prospered and the actual Gender Recognition Law imposes a diagnosis of “gender dysphoria”, eliminated even by the World Health Organization in 2019.

Los conservadores británicos y las feministas trans-excluyentes coinciden, pese a la falta de evidencias, en que la autopercepción atenta contra los derechos de las mujeres biológicas. Y aunque no se trate de un trastrono psiquiátrico, el Partido Conservador parece poco concerned por los efectos de las mal llamadas terapias de conversio sobre una comunidad que encuentra un finín de obstacados para insertarse en casi todos los amítos de la vida: el mensaje es que el compromiso con el colectivo LGBT+ tiene límites.

The writer JK Rowling has become the most visible face in Great Britain and in the world of exclusionary positions towards trans women (John Phillips/Getty Images)
The writer JK Rowling has become the most visible face in Great Britain and in the world of exclusionary positions towards trans women (John Phillips/Getty Images)

Pero la obsesión con las personas trans no es un tema nuevo en Reino Unido. La authora de la saga de Harry Potter, JK Rowling, viene difundiendo una serie de comentarios discriminatorios contra las mujeres trans por considerar que simplymente no son mujeres. Lo que los candidatos conservadores pretenden es sobreactuar una postura ultramontana para diferentiarse de las posiciones más liberales y progressistas.

Esta idea parece importada de Estados Unidos, donde el expresidente Donald Trump impidió que las personas trans accedieran a los programas governements de vivienda, del Ejército y hasta de los baños de las escuelas, según la autopercepción de género. Y la intolerance solo parece haber crecido. Only this year, the Republican Party has pushed more than 300 legislative initiatives – at the federal and state levels – that target trans people, and one of their main candidates for the 2024 presidential election, Florida governor Ron DeSantis, has firmado leyes como la llamada “No digas Gay”, que prohíbe a los maestros hablar en clase de questiones vinculadas a la orientation sexual y la identidad de género a los alumnos.

El caso argentino y español

Quienes se oponen a la autopercepción de género, entre ellos un reducido pero intenso movimiento de feministas radicales, sustenen que los derechos de las personas trans imponen en los hechos el “borrado” de las mujeres cisgénero y las pone en peligro frente a potentiales abuses en un costumeria o cualquier otro espacio de interacción. This argument is dismissed not only because of reality – it does not require an identity document nor a norm to commit an attack – but because of the Argentine gender identity law, approved by unanimity in the Senate in 2012. The key to this pioneering legislation en el mundo está en el concepto de autopercepción, o sea, el reconocimiento a la identidad como una vivencia intima y personal, que no ha generatedo conflicto de ningún tipo en la sociedad.

El colectivo trans has claimed this year to have been left outside of the ban on conversion therapy in Great Britain that Boris Johnson pushed (REUTERS/Simon Dawson)
El colectivo trans has claimed this year to have been left outside of the ban on conversion therapy in Great Britain that Boris Johnson pushed (REUTERS/Simon Dawson)

La tendencia a la transfobia sobrepasa a los conservadores británicos ya los republicanos estudiantes. Las feministas old school del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) boycotted a good part of the past year and this is a law for the trans community, which was only approved last month, which was promoted by president Pedro Sánchez, also of the PSOE, and the minister of equality , Irene Montero, de Unidas Podemos.

La expresidenta Carmen Calvo pointed out, during the heated discussion of the initiative, that the torturer said “the idea of ​​thinking that you choose the gender sin más que la mera voluntado o el deseo” y que la autopercepción ponía “en riesgo los criteria de identidad del rest of the 47 million de españoles”. Pese a la cruzada contra la teoría queer, la majoia de las comunidades autonomicas españolas ya tienen legislation que recognose la autopercepción. Y fueron aprobadas sin mayor controversia. La diferencia es que ahora el feminismo que postula el sexo biológico como conditionido dominante cobró fuerza y ​​hasta gana influencia en espacios de izquierda.

En Reino Unido, says Sunak o Truss quien gane la interna del Partido Conservador, se convertirá automáticamenta en prime ministeri. Así lo estipula el sistema parlamentario. Hasta las próximos elecciones generales, las personas trans británicas no contarán con un gobierno dispositivo a reconcer sus derechos. También quedarán en el centro de los discursos de odio y los argumentos insostenibles sobre cómo deben sentirse y asumir su identidad.

SEGUIR LEYENDO:

Rishi Sunak and Liz Truss are the finalists to succeed Boris Johnson as Prime Minister of the United Kingdom
Queer Britain, el museo londinense que conmemora luchas y triunfos de la comunidad LGBT+
JK Rowling creó la saga Potter y con su odio a las personas trans, la destruyó

Leave a Reply

Your email address will not be published.