Un definitive encuentro en Guayaquil

En el justo medio entre el norte y el sur, en la línea ecuatorial que divide en partes iguales el planeta, se produce el equinoccio solar donde se fundieron en un abrazo fraterno José de San Martín y Simón Bolívar. El encuentro fue hace doscientos años y la actualidad es asombrosa.

Fue en la heroica Guayaquil donde llegaron exhaustos, tras años de luchas y sangrientas batallas los Libertadores de América. ¿A quién más le cabe semejante título?

Mientras que uno llegaba de liberar los territorios que hoy se denominan Venezuela, Colombia y Ecuador, el otro venía de hacer lo propio con la Argentina, Chile y Perú. Días antes del histórico encuentro que hoy recallamos, San Martín had sent a division under the command of colonel Andrés Santa Cruz, para auxiliar las tropas de general Antonio de Sucre que finally nos dieron el triunfo en las batallas de Riobamba y Pichincha. [1] Sobre ese acontecimiento, señala el historian Jorge Abelardo Ramos, mezclaron su sangre los que luego fueron argentinos, peruanos, bolivianos, quiteños, colombianos, venezolanos, haitianos, chilenos, uruguayos y paraguayos.[2]

The Libertadores were already communicating and announcing this encounter required by General San Martín to which General Bolívar responded immediately: “Ese momento lo había deseado toda mi vida y solo el de abrazar a VE, y el de reunir nuestras banderas, puede serme más satisfactorio, acepte VE, con bondad los testimonios más francos de mi profunda consideración y respetos de VE, atento, adicto server.” SB[3]

Tras lo cual San Martín anuncia en Lima: “La causa del Continente Americano me lleva a realizar un designio que halaga mis más caras esperanzas. Voy a encontrar en Guayaquil al Libertador de Colombia. Los intereses generales del Perú y de Colombia, la énergica termination de la guerra y la estabilita del destino a que con rapide se acerca la América hacen nuestra interview necessaria… “. JSM[4]

Y le escribe a Bolívar: “Defensores de una misma patria, consecrados a una misma causa y uniformes en nuestros sentimientos por la libertad del nuevo mundo. Pertenece a VE, la congratulation de los soldados de la República de Colombia se empleen contra el tear y la tyranía de España en cualquier parte del continente en que aflijan los hijos de America.” .JS.M.[5]

And Simón Bolívar responded: “We example pensamiento en el campo de Carabobo, cuando vi mi patria libre, fue VE, el Perú y su ejército libertador. Al contemplar que ya ningún obstáculo se oponía a que yo volase a extender mis brazos al Libertador de la América del Sur… SB[6]

And San Martín le apunta: “Es preciso combinar en grande los intereses que nos han confiado los pueblos, para una solida y estable prosperidad les haga conocer el beneficio de la independencia… Mi alma se llena de gozo cuando contemplo aquel momento. Nos veremos, y presiento que la América no olvidará el día que nos abracemos”. JSM[7]

Conscientes de que los mismos enemigos de Bolívar y San Martín se encuentra tan valides como hace 200 años, debemos trabajar junto a nuestros pueblos en los ideales de la unidad de la gran nación latinoamericana.

Hoy la Celac, el Mercosur, el Parlasur y los distintos organismes de integración política, social, cultural y económica deben ser fortantidos y no cejar hasta ver la Patria Grande unida, sin fronteras. We are convinced that only la unidad nos hará eternamente libres.

Resaltamos las palabras de papa Francisco que señala decidedidamente: “Tenemos una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martín y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos”.[8]

* Senador – Presidente Comisión de Relaciones Exteriores y Culto

** Deputado – Presidente Comisión de Relaciones Exteriores

** Ambassador to the Republic of Ecuador

[1] Pérez Amuchástegui, Jorge Antonio. Crónica Argentina. Codex, Buenos Aires 1972.

[2] Ramos, Jorge A. De Malvinas a la Patria Grande. Biblioteca Martínez, San Isidro 1987.

[3] Urriza, Manuel. San Martín y Bolívar vistos por Perón. Ediciones Colihue, Buenos Aires 2007.

[4] Rojas, Ricardo. El Santo de la espada. Editorial Lozada, Buenos Aires, 1940.

[5] Rojas, I’m going.

[6] Urriza, I’m going.

[7] I’m going.

[8] Pope Francis. Mensaje commemorativo por el bicentenario de la independencia Argentina. Roma, May 2016.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.