Un periodista español y sus tremendas anécdotas con Bebote y Di Zeo

Jon Sistiaga es un periodista español que escribió articles para diario El País y que ha covered guerras para la televisión. También conoce la Argentina: llegó para realizar un documental sobre las barrabravas. Esta semana se difundió una note que le dio al The Wild Project, un channel de Youtube, interviewado por Jordi Wild, y dio testimonios dramáticos sobre una experiencia con la barrabrava de Independiente y el poder de uno de sus líderos, Bebote Álvarez, y sobre Rafael Di Zeo, actualmente el número 2 de La 12, aunque tiene prohibited el ingreso a las canchas.

Cuenta un episodio de extrema gravedad, en la que expose los vínculos de los violentos con la política y la policía, que queda expuesta en complicidad con los jefes de los violentos. Algo que puede servir para comprender por qué varios protagonistas del fútbol tienen miedo de enfrentarlos.

Mirá también

Ibarra piensa el 11 de Boca ante Estudiantes, ¿con cambios?

Así recordó un episodio que no situó en el tiempo. “No me duelen tanto los golpes como la manera en que te los dan. Era mi penultimo día de recordinga y decidimos grabar cómo se vive un partido desde el lado de la policía, cómo van escoltando a las barrabravas, cómo los van encapsulando cuando tienen que pasar a territorio enemigo. Me metí en un autobús con los barrabravas, me fui con los policías en las motos… Al entrar en el campo del Independiente, que jugaba contra el Racing, que está enfrente… Son dos campos gigantes que están pegados, que puedes saltar, machos. La policía says ‘vamos a subir, vamos por aquí que la cortamos’. Joder, con el tiempo he dado vueltas: ¿estaban esos policías confabulados? Me metieron en la boca del lobo, en el lugar que estaba concentrando la barrabrava del Independiente, se estaban poionedo las trancas ahí, ajustando las pancartas… Ahí entraba yo con un microfon. Nos vieron y el jefe de la barrabrava, un tal Bebote, lanzó a sus orcos contra nosotros. Y cuando digo orcos es literal. Eran tíos pequeños, supergordos, Se lanzaron como 20 ó 30. Me parecío que era un ejército de orcos. Yo estaba un poco más delgado, salí corriendo, tío, y uno se me tiró. Logré saltar. Después, que Bebote me soltara dos puñetazos en la boca y en la nariz, logramos salir. Fue el momento de más miedo de mi vida. Pude acabar mi vida ahí. Un tropezón y estaban todos esos orcos dándote una patada aquí, y aquí. una patada bien dada cada uno y hoy no estoy contigo”.

Claración: orco es una definición de un monstruo de la mitología celta, humanoides de aparienza terrible y bestial.

Sistiaga en Kosovo, en plena guerra.  La pasó peor con la barra de Independiente.

Sistiaga en Kosovo, en plena guerra. La pasó peor con la barra de Independiente.

El relato de Sistiaga followed this: “Salí corriendo, le dije a mi compañero Hernán ‘vámonos.’para decirle me han cogido por los huevos, había agentes y les ha dado igual, se han lánzo por nosotros. Los tienen cogidos”.

“Esto forma parte de toda esta mierda que es el fútbol y su connexion con la política y la corrupción. Me he comido guerras en todos lados, me han pasado cosas. Pero aquí en Buenos Aires, tío, yoder. Yo fui y lo denuncié, porque nos habían cogido un micrófono de 900 pavos (NdR: una definición española de euro). ¿Por qué lo hice? Porque funcionas como un tío de España que cree en el Estado de Derecho”.

“Al día siguiente tenía la interview con el jefe de la barra de Boca, Rafa Di Zeo, era dios. Le habían echado del campo por varias denunciations y no podía volver a ningún partido. Él acepta la interview con su hermano y su cuerpo protector, todos gigantes, todos unos masas. La Argentina es esto, todos muy de gimnasia… Yo aparco el coche, estaban ahí en una cafeteria de Puerto Madero, y recibo una llamada a mi móvil. Un tío me amenaza, me dice ‘hijo de la gran puta, retira la denuncia o te vamos a matar. Tengo tíos en las cárceles de España, te voy a cortar de la cabeza’. Una cosa acojonante. ¿Me están amenazando? “¿Te estoy amenazando hijo de puta, te digo que te voy a matar'”, agregó.

“Entonces, le digo lo que pasa al productor. Era uno de los hombres del Bebote para que quite la denuncia. ‘Hijo de puta, me has colgado’. Lo llaman por tercera vez y le dicen dos cosas: ‘Te vamos a matar a ti. a tu mujer ya tu hija. Sabemos dónde vives, hijo de la gran puta’. Y dan la dirección que puse en la denuncia, que yo había puesto de Canal Plus. La policía les había gave mi teléfono. Yo le dije: ´Lo siento pero creo que me estás insultando’. A la cuarta le cruje, le dijo al productor dónde vivía él y dónde iban los hijos al colegio. Ahí está la forma de funcionar”affirmo Sistiaga en la nota.

Di Zeo, de la barra de Boca.

Di Zeo, de la barra de Boca.

“¿Cómo lo resolvimos? Entré a la interview con Rafa Di Zeo y no le hice la interview que le hubiese hecho. Rebajé la interview, sí fue de la hostia, no se colgó. Y lie suena el teléfono, Carlos Stornelli era, un tío muy conocido, jefe de seguridad de Boca, que había sido fiscal. Este es el que le tiene prohibited la entrada a Rafa. There was a tremendous connection. Entonces le le pedí ayuda a Rafa. Le dije: ‘Me voy mañana y me la pegan. Ustedes me ven, yo me voy, estos no me dan miedo, pero me da miedo mis colegas. Aceptaría quitar la denuncia y que te devuelvan el micrófono’. Rafa llámo al Bebote, el hermano de Rafa llamo al jefe de seguridad de esa barra. Fuimos al juzgado, y apareció un abogado, digo ‘no puede ser’. Apareció, ‘no te doy la mano, me espera la secretaria judicial, la jueza, me quiero ir de una vez’. He says to me: ‘Tienes el micrófono’, ‘toma’. Y me da un sobre, con cinco mil pavos. Yo ni tocar. ¿Me voy con un soborno? But me iodine. era la hostia, y retiramos la denuncia. Y mi compañero, que no voy a dar mi nombre, no solo me quiere y me admira, me dice: ‘Esto aquí no lo hubiera hecho nadie. Es más, hubiera abierto su informato con esto'”.

Mirá también

Payero, muy cerca del debut

Bebote Alvarez ya detenido.

Bebote Alvarez ya detenido.

“Las barras cuando tienen que matar, matan. Son varios grupos mafiosos con diferentes areas de poder, que no son solo los campos de fútbol”, cerró Sistiaga su testimonio.

Parte del testimonio

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.